Pequeñas intenciones, grandes resultados


Un gran fallo que cometemos los seres humanos a la hora de marcarnos objetivos, es que nos proponemos demasiados a la vez, sobretodo al inicio de un nuevo año.

La mente se satura , colapsándose, no llegando a cumplir ninguno de ellos.

Es importante marcarse solo uno, o dos como mucho, y centrarse de lleno, sin distanciarse.

Por otro lado las pequeñas intenciones diarias también nos ayudaran más que las grandes metas.

Si por ejemplo nos proponemos un propósito habitual de inicio de año como es “dejar de fumar”, tendremos más éxito si fijamos pequeñas intenciones como ¡este cigarro no me lo fumo!, o ¡no fumaré después de comer!, etc…que si nos planteamos el “dejar de fumar para siempre”.

A la mente, no le gusta que le den ordenes, ni tampoco que la saquen de su zona de “seguridad”.

Marcándonos pequeñas intenciones, conseguiremos grandes resultados, sin que la mente se colapse ni se asuste por ello.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: