Caballo desbocado


Me gusta comparar  la mente humana con un caballo desbocado. La mayor parte del tiempo no tenemos control sobre nuestros pensamientos, se suceden unos a otros, llegando a veces hasta a colapsarnos.

Dedicamos demasiada energía a preocuparnos por cosas que aún no han ocurrido, nos obsesionamos con ideas erróneas e inutiles.

Para aquietar  la mente, para domarla, hay tres técnicas que lo consiguen, la meditación, la visualización y las afirmaciones positivas.

  • Meditar; centrándonos en nuestra respiración, viendo pasar los pensamientos sin más, no valorandolos ni prestandoles demasiada atención.
  • Visualizar; imaginar situaciones primero con la mente, programandolas para que sucedan en la realidad.
  • Afirmaciones positivas; convencer al subconsciente de lo que  deseamos mediante mensajes y frases positivas, dándoselo ya por hecho, como una realidad.

Con estas tres técnicas, la mente deja de ser un caballo desbocado, y pasa a convertirse en un caballo amaestrado, obediente,  con un objetivo, llevarte a donde tu quieras ir…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: